Date
Jueves, Septiembre 21 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 364 veces.

Demos el primer paso
Publicado 13/09/2017

Sebastian Hernández

Francisco escogió la misericordia como emblema de su papado. ¿Es necesario ser católico para practicar una de las más bellas virtudes del ser humano?.
Desde que nos levantamos hasta que regresamos a casa, los días están llenos de pequeñas oportunidades para ser misericordiosos con los otros. Pero es necesario que alguien dé el primer paso. Practicar la misericordia, significa darlo nosotros primero.


Hay formas sencillas: Un simple saludo, puede significar un gran día para la persona que lo recibe. A veces me preguntaba porque en una vereda, siempre votaban por el mismo político, cuando en realidad desde su curul, no había hecho gran cosa por el corregimiento. Cuando los campesinos se bajaban del Willlys con las manos llenas de tierra, sonreían al ver al político, quien los esperaba con un abrazo, a diferencia del desprecio que recibían de otros en la ciudad. He ahí la razón de sus votos. Así pues, no demeritemos el poder de un saludo y lo que puede significar para quien no se lo espera.


Otra forma son las segundas oportunidades, quien no da una segunda oportunidad se priva de conocer los verdaderos cambios en la vida de una persona, dar una una primera oportunidad a quien siempre está dispuesto no es cosa extraordinaria, pero dar una segunda oportunidad a quien defraudó un corazón, traicionó una amistad o le hizo daño a la sociedad, implica esfuerzo y misericordia, y no digo que seamos capaces de hacerlo con todos, pero dar por causa perdida a un ser humano, es dar por perdida a toda la humanidad, pues somos los mismos seres y tenemos en común que somos humanos; con una sola persona que nuestras acciones logren cambiar, habremos ganado más bendiciones que las que se reparten al paso del papamóvil.


Cierra el día, escogiendo una persona desconocida que te encuentres en la calle y trata de imaginar cuales son sus problemas, sus sueños y sus ilusiones, y detente un momento para hacer una oración por el, o para desearle mentalmente los mejores deseos. Eso logrará desenfocarnos de nosotros mismos, de nuestros problemas y tristezas, reemplazando las preocupaciones egocéntricas por un sentimiento de empatía hacia otros seres humanos.


Que poderoso cambio evidenciaremos en nuestras vidas, pues el universo no tendrá más alternativa que la de reflejar lo que le brindamos, devolviéndonos misericordia, bondad y alegría.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

03:46