Date
Jueves, Septiembre 21 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
CRÓNICA
El ensayo y la escena

Ángel Gómez Giraldo


Viernes 8 de septiembre, tarde plateada aquí en Pereira, y las cosas que uno tiene que ver: a Robinson Cardona de 28 años, todo cobre, acariciándose morbosamente la chivera que le alarga un poco su rostro simétrico y la que ha cultivado en los últimos 3 meses.
De estatura es una escalera, 1 metro 82 centímetros. De peso cualquier silla aguanta sus 67 kilos sin destriparse. Apenas los huesos y las carnes para un cuerpo atlético. Y si a todo esto agregamos que los zapatos para cubrir sus pies pasan de talla 40... ¡Atila!


Tengo que agregar que  es un alucinado que se cree caballero andante. En cuanto al amor, los platónicos y los imposibles pero en realidad tiene esposa politóloga y un hijo que desea ser músico.
Sería indiscreto decirlo pero en honor a la objetividad me veo obligado a describirlo aunque está casi  en cueros:


Luce unos calzoncillos, mejor “obligarias”, como llamaban los romanos a la prenda interior masculina, que no se parecen en nada a los bóxer de ahora ya que era un pedazo de tela suficiente para  cubrir eso que ningún varón aceptaría tener al sol y al agua.
 Con Robinson está Diego Julián Zabala quien por el contrario con una mínima estatura de bufo, torpe y diciendo disparates a toda hora, “no aguanta”.


Casado, sometido por la esposa y afirmando  sin prejuicio alguno, que “Soy la mujer del hogar”, me hace pensar que apenas la pasividad par a ir detrás y cuidar de Don Quijote.
A pesar de “reconocer que es cretino”, Diego Julián tiene dos carreras profesionales: una licenciatura en artes y educación y otra en administración ambiental.


Come más que un préstamo “gota gota” pero conserva el abdómen plano.
Toma aire y me hace saber que come mucho para leer bastante. Se ha leído 4 veces El Quijote de Don Miguel de Cervantes Saavedra y conoce todos los referentes de la obra.

El encuentro

Ambos personajes los encuentro  tras la escena del teatrillo del Teatro Santiago Londoño de Pereira y están preparando el ensayo previo a la función de El Quijote, una adaptación libre del director Alonso Mejía para ser puesta en escena en la noche. La Secretaría de Cultura cuenta con 12 grupos en el área de teatro.


Y será la función número 35 en el marco de una temporada de teatro que es la celebración de los 14 años de fundación de Tropa Teatro.


Creo que nunca se sabrá como hizo el primer actor, Robinson Cardona, para que le saliera barba si siempre se le considera hombre de cara lisa, en otras palabras lampiño. Se dice que sin nada de barba en escena este hombre no sería el caballero de la triste figura, sería la antítesis o un galán de telenovela haciendo de Don Quijote.
Al segundo actor , Diego Julián, lo encontré en circunstancias tan graciosas como los calzoncillos porque en el reparto es Sancho Panza.


Es de anotar que aunque lleva 6 meses comiendo con gula no ha podido sacar la panza de Sancho. Y aunque en esta adaptación teatral no tiene burro para montar defiende al animal: “Al asno se la tienen montada por lento pero es seguro”. ¿Y qué dice de Don Quijote?
- A pesar de loco  me da buenas enseñanzas.
Este actor se prepara para ser paje y escudero de Don Quijote de la Mancha aunque nada jamón.

Sobrina y ama

Con estos se encontraba la actriz Maryury Ruiz López, mujer pereirana, bambuquera con sonrisa  y pollera de alto vuelo. Y tiene otros adornos porque es licenciada en educación y derecho comunitario. Vive solo con la compañía de la buena suerte, una mata de sábila ahorcada en lo más alto de la pared del patio interno de la casa.


En la escena sufre con la locura y las alucinaciones de El Quijote.
Ahí al lado suyo otra mujer, Bárbara Figueroa Caelles, una argentina que llegó a Pereira como fotógrafa y se enamoró de un joven nativo y  de la gama de verdes del paisaje del Eje Cafetero, tanto que se quedó aquí para ser actriz y ahora en esta obra de Don Quijote se da cuenta lo “carrasposo” que es ser ama del caballero andante.


Entre los actores y actrices sorprende que trajinan con una Dulcinea transexual, porque es marioneta que sufrió la mutilación del aparato masculino. Precisan que inicialmente se había diseñado para representar el fin de Don Quijote.


El reparto todo está en las tablas. Actores y actrices con camisones anchos, de la época del Manco de Lepanto y ensayan en el escenario en una fase preparativa de la representación que precede a la función haciendo ajustes técnicos y artísticos.

La escena

He pasado 4 horas tras escena y el ensayo. Por fin la representación y el desarrollo de la función. Son las 7:00 de la noche ¡Qué miedo de un temblor en este espacio tan profundo! Lo más hondo de la edificación, sede del Teatro Santiago Londoño.


No hay telón de boca ni boca de telón. El púbico empieza a ingresar a la sala y pilla a actores y actrices vistiendo las otras piezas del vestuario porque ensayaron semidesnudos.
Es el inicio de la función y se van casi todas las luces del teatrino. Solamente queda una. La que ilumina la figura atlética y piel bronce del actor Robinson Cardona que de Don Quijote no tiene sino unos cuantos pelos en la barbilla.Balbuceante y amenazante con un chamizo del árbol de guayabo. Mero soliloquio y actitud de loco severo.


Hay una escena aterradora y es cuando la marioneta de la  Dulcinea transexual es desmembrada porque no fue sino una ilusión, algo intangible para el loco de Don Quijote.
Todo terminó cuando la otra marioneta, elaborada únicamente para ser maniobrada al final de la obra, el  Caballero Andante muere mientras es atendido por sobrina y ama.


Entonces el público aplaude por cerca de 3 minutos como premio a un montaje y laboratorio teatrales llenos de creatividad. Ahí sí aparece el director Alonso Mejía con sus crespos de color canela, cara de bebé acabado de alimentar, satisfecho, y recibe una segunda ovación.
“El teatro vive. Por favor no lo dejen morir”, le dijo al público.

 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

03:44